martes, 8 de noviembre de 2011

Mañana adorarás todas las cosas...


Mañana adorarás todas las cosas, y otra vez generosa tu luz será mi guía*

Hiquíngari Carranza

Llora segura que tus lágrimas son vida,
Deja callada que tu llanto fluya fácil,
Por que llorar te cimbra sin remedio
Y te da claridad, te vuelve selva,
Te convierte huracán, ciclón, galerna,
Poetisa universal, mujer, origen.
Mas, no te ahogues por horas en tu llanto,
Sólo permítete llorar lo necesario.


                   ***

En mi nombre estoy hablando

Hay ganas de quedarme contigo en este verso,
de no cumplir mi cita,
de vivir para ti y extraviarme en tu mundo
de sábados austeros, refugiando mi instinto
en un beso profundo que nos ate,
de encontrar en el campo una cripta vacía
que me aguarde.
Cuando llegue gastado por el polvo y las balas
feroces, que me buscan a tientas en lo oscuro
quiero amarte fundiéndome en la tierra
mientras tomo mi turno en el combate.
Y no estar junto a ti cuando la muerte
haga estallar las piedras a unos metros
y si llega conmigo quiero que sea puntual
como la noche y si sabes que he muerto
acércate a la estepa clandestina, donde yazca
mi pecho abierto y blando, y recoge una gota
de mi sangre casi costra, que conserves
en la simple gaveta del recuerdo.

*Poemas publicados originalmente en La Brújula en el bolsillo, editada por Felipe San José en 1979.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos, pero por favor no utilice palabras soeces. Cualquier mensaje que contenga una palabra soez será bloqueado. Nos reservamos el derecho de retirar cualquier comentario que incluya palabrotas, excepto cuando sean usadas como interjecciones.