domingo, 5 de junio de 2011

Santa María Apazco, Nochixtlán, belleza, magia y fe

Texto: Blanca Padilla
Fotografía: cortesía de Epifanio López Jiménez 

La Mixteca oaxaqueña no deja de sorprender, cada vez se conocen más bellezas culturales y naturales de esa región ubicada al norte de la capital del estado.

Por años, ha sido expulsora de migrantes. Un 45 o 50% de mixtecos viven en otros estados del país o en Estados Unidos. La situación es tal que incluso en ella existen pueblos fantasma y algunos sólo habitados por niños, mujeres y ancianos.

Ante esto, hay quienes voltean a ver la riqueza que siempre han tenido, sus paisajes, sus grutas, sus ríos, sus creaciones artesanales, sus deseos de quedarse en su tierra y verla prosperar.

Artesanías y tradición

Santa María Apazco es uno de esos casos, sus habitantes quieren verlo próspero sin tener que emigrar. Este es un municipio de dos mil 500 habitantes que cuenta con cinco agencias municipales y dos núcleos rurales. Un lugar donde el visitante tiene diversas opciones para pasar unos días al aire libre disfrutando de la naturaleza. 

En su mercado y en la mayoría de hogares, se pueden adquirir artesanías hechas de barro y palma: sombreros, bolsas, tapetes y vasijas.


También, recientemente el emprendedor Epifanio López Jiménez, un migrante que desde los diez años vive en Oaxaca, donde aprendió a elaborar textiles y también se hizo contador, instaló en aquella población un taller para elaborar tejidos, lo que además de servir como fuente de empleo,  agrega un atractivo más al pueblo, ahora pueden encontrarse ahí una amplia gama de manteles, cortinas, sobrecamas, rebozos y ropa, entre otras piezas.


Grutas, una provocación para la imaginación

Apazco, está enclavado entre montañas áridas pero también tiene algunos trechos boscosos y en sus entrañas guarda dos grutas dignas de ser visitadas y una más, aún sin explorar.
Las formas caprichosas que por siglos ha formado la naturaleza a base de agua y caliza despiertan la imaginación de quienes pueden penetrar a las grutas de San Isidro y de Tierra Colorada, dos de las Agencias de Apazco.

En ambas cavernas es necesario pedir permiso al lugar antes de entrar, “como quien entra a un recinto sagrado”, comentó López Jiménez, quien actualmente es regidor de Obras en aquella comunidad.


“La gruta de San Isidro tiene lo que llamamos tres cámaras o estancias, en cada una hay una formación semejante a un centinela a la entrada. La tradición indica que es necesario dirigirse al de la entrada principal y pedirle permiso, de lo contrario la gruta lo persigue a uno en sueños hasta que se vuelve a ella para pedirle permiso”, relató el artesano.

Dentro ya, a cinco metros de profundidad y en un espacio de unos 200 metros cuadrados, pueden contemplarse diversas formaciones de estalactitas y estalagmitas entre las cuales los lugareños distinguen un pastel, una mujer posando, varios centinelas, incluso las Torres Gemelas, un volcán, una cascada y, entre otras figuras, a la virgen de la Concepción, patrona del pueblo.


Esta gruta tiene además un yacimiento de agua que forma pequeñas albercas de las que emergen imponentes las estalagmitas, como palacios góticos, formando ciudades fantásticas donde brillan de repente, a la luz de la vela o lámpara, algunos cuarzos.


La de Tierra Colorada es más pequeña, consta de una sola  cámara pero tiene a la entrada una estalactita prodigiosa, le llaman La Campana. Para entrar a ésta gruta también es necesario pedir permiso y tocar la campana. 

“Ésta sólo suena si es tocada con las manos, cuando se le golpea con otro objeto no produce el menor sonido”, aseguró López Jiménez.
Por encima de esta cueva, además de existir un encierro de piedra construido hace más de una centuria como trampa para cazar venados, hay una formación rocosa que semeja una cabeza de león.

También existe un espacio donde crecen naturales por lo menos dos especies de orquídeas y son característicos los racimos de flores amarillas que produce el maguey llamado sotol distribuidos en lo alto de su quiote. Los árboles de cuajilote, fruto fibroso que se consume hervido o asado, también abundan, así como animales silvestres, entre ellos pequeñas aves.



Vida y belleza, cascadas y remansos de agua

En la agencia de Tonalá, Apazco cuenta con un caudaloso río de agua fresca y cristalina. Esta corriente, interrumpida por enormes piedras blancas redondeadas por la fuerza del agua, está bordeada en algunos tramos por altos sabinos o ahuhuetes, en otros por carrizales. En ella hay dos cascadas y algunos remansos donde es posible nadar.


El río de Apoala y el de Tonalá confluyen en este sitio, gracias a lo cual goza de abundante agua. Esto ha permitido el cultivo de caña con la cual se elabora, con técnicas muy rudimentarias el tepache de caña, bebida fermentada que, junto con el pulque, se degusta en las fiestas de la agencia y del municipio.

Tonalá es el lugar más caluroso Apazco, que generalmente es de clima frío y por eso florecen en él los cultivos de haba y trigo, aunque también se siembra maíz y frijol, todo para el autoconsumo.

Milagros y magia, una constante


Al igual que en las otras agencias, la magia y los milagros también existen en esta agencia. A mitad del camino, entre la cabecera municipal y la agencia, hay una roca partida donde se ve una imagen de Jesucristo en actitud de orar. Aquí los caminantes paran regularmente unos instantes y, al reanudar su viaje, notan que el cansancio ha desaparecido.

En las cercanías del pueblo, existe otra roca, de menores dimensiones, donde se aprecia, en color negro, la imagen de un gallo, símbolo demoniaco para los lugareños. Esta piedra no permite ser mudada de lugar y quien se atreve a hacerlo tiene consecuencias funestas, de acuerdo con la creencia popular.

Otra de las agencias de Apazco es Pericón, nombrada así por la abundancia que existe ahí de esta planta medicinal. Su elevada altura permite ver desde ahí, cuando el cielo está despejado, el volcán Pico de Orizaba, del vecino estado de Veracruz.

En esta misma comunidad, los caprichos de la naturaleza son pródigos, para alimentar la fe de los vecinos. Sobre las vetas algunos peñascos vetas de distintas tonalidades grises dibujan imágenes religiosas como la virgen de Guadalupe,  Cristo y San Francisco de Asís.

Savia del maguey, “bebida de los dioses”

Almacén, es la agencia que se ubicada a la entrada de Apazco, viviendo de Nochixtlán. En ella lo que sobresale es una gran cantidad de magueyes pulqueros. Actualmente poseen más de tres mil plantas adultas y el número no desciende porque se cultivan cotidianamente.
“Sirven como barreras vivas para retajar el terreno de los cultivos”, comentó Epifanio López, pero agregó también que de ellos se extrae pulque, la llamada “bebida de los dioses” entre los aztecas.

De acuerdo con Epifanio López, para extraer el aguamiel, a partir de la cual se elabora el pulque,  “primero se limpia el maguey, cortándole algunas pencas; luego se le marca una cruz en la punta de la “espiga” o centro de las pencas y se le hace una abertura en la base. Hecho esto sólo queda esperar a que la planta llore el aguamiel, su savia”.

Medio litro de aguamiel se colecta cada seis horas aproximadamente, durante unos dos o tres meses, de acuerdo con la experiencia de Epifanio Jiménez, quien se encuentra en este momento organizando la Primer feria del Pulque en esta agencia.

Esta feria está proyectada para los primeros días de diciembre, unos días antes de la fiesta patronal dedicada a la virgen de la Concepción.

Fe en un futuro mejor

La remodelación del templo católico es una de las prioridades de los apazqueños por estos días, no sólo para darle una mejor imagen sino para que esté listo para las fiestas patronales. Este es un edificio más bien modesto, a diferencia de otros construidos en la Mixteca por los dominicos, en los cuales se entremezclan los estilos arquitectónicos barroco, gótico y renacentista.

El templo de Apazco es una construcción más reciente, probablemente de fines del siglo XVIII, y sin embargo, tiene su encanto. En él existe una campana, construida con monedas donadas por todos los antiguos pobladores, de la que se dice escapó a un maleficio.

De acuerdo con una leyenda, cuando terminaron de labrar esta campana, tenía un sonido muy fuerte y hermoso, tanto que despertó envidias entre habitantes de otros pueblos que hicieron venir a unos chamanes para quitarle el sonido.

Los apazqueños, ante esta pérdida pidieron la intercesión de la virgen de la Concepción quien devolvió el sonido a la campana y a partir de ahí comenzaron a adorarla convirtiéndola en Patrona de este pueblo.

De la misma forma, en este momento de su historia, la gente de Apazco tiene fe en un futuro mejor para su pueblo. Están seguros de que  las bellezas naturales y culturales que poseen son dignas de ser admiradas y disfrutadas por personas de otros lugares con quienes desean compartir sus tradiciones, sus fiestas, su comida.

Esta idea ha provocado gran efervescencia entre el pueblo en estos días, luego de la solución del conflicto poselectoral que vivieron. Tonalá está arreglando su camino principal para que se pueda llegar hasta allá en auto; la gente de la cabecera municipal ya comenzó los trabajos para hacer un corredor turístico, están remodelando la escuela y próximamente el templo.

También están construyendo una Casa de Cultura donde promoverán las bellas artes y en los próximos meses esperan iniciar la construcción de un jardín etnobotánico para albergar plantas medicinales.

“Creemos que el turismo alternativo permitirá el desarrollo sustentable de nuestro pueblo y puede evitar la emigración”, comentó el regidor de Obras.

También indicó que hasta ahora, buena parte de la economía del pueblo se sostiene con las aportaciones de los “radicados” o imigrantes que envían remesas desde el extranjero y  regresan anualmente para cooperar con las fiestas patronales, pero que no obstante su esfuerzo, no han podido ver un crecimiento sustancial de su pueblo.

Si a usted le interesa conocer este pueblo y lo que ofrece, de la capital oaxaqueña puede llegar allá en dos horas y media en auto particular, yendo primero por la Supercarretera 190 hasta Nochixtlán. De este punto debe desviarse hacia el pueblo de Yododeñe, al que le sigue La Cumbre y luego Almacén, agencia que está a la entrada de este municipio.

El viaje también puede hacerse en autobús hasta Nochixtlán y en taxis colectivos de ahí hasta Apazco.







2 comentarios:

  1. invitados a degustar la bebida de los dioses en nuestro pueblito querido "ALMACEN DE MAGUEY", por primera vez se organiza la "1/a. GRAN FERIA DEL PULQUE , EL MAGUEY Y SUS DERIVADOS" 13 de mayo 2012, en honor a la bebida de los dioses.

    EL MAGUEY: planta que ha sido y sera siempre la base de crecimiento de este milenario pueblo.

    ResponderEliminar
  2. saludos desde el D.F. quisiera saber si esta feria se realiza cada año y en qué fechas, probablemente pueda hacer una visita muy pronto

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, pero por favor no utilice palabras soeces. Cualquier mensaje que contenga una palabra soez será bloqueado. Nos reservamos el derecho de retirar cualquier comentario que incluya palabrotas, excepto cuando sean usadas como interjecciones.