miércoles, 4 de diciembre de 2013

Artesanías de bambú, una más de las creaciones mexicanas


Por Blanca Padilla
Bambú, flor de Chimale, tallo de la planta del plátano y palmilla son todos los elementos que artesanos del pueblo de Monte Blanco, Teocelo, Veracruz necesitan para elaborar desde arcos florales o portales para las iglesias hasta los muebles más comunes del hogar y recuerditos.
La bellota de encino y una pequeña, pero muy resistente, semilla que nombran “Lágrima de San Pedro”, producida por un pasto, son también otros materiales que  utilizan para elaborar unas originales cortinas con los más variados diseños.


El pueblo de Monte Blanco queda a quince minutos de Xico y es pródigo en bellezas naturales como los manantiales y las cascadas más grandes que existen en Veracruz y más de 150 especies arbóreas, entre ellas caoba, mango, encino, palo de Áyax y bambú.

El señor Julio Hernández, uno de los artesanos que trae sus productos hasta la ciudad de México y Puebla, y a quien encontramos ofreciendo sus productos en el atrio del templo de San Jacinto, en Ixtapaluca, Estado de México, posee una hectárea de bambú en su pueblo, pero si no la tuviera, tendría que comprar este material a razón d 80 pesos la vara de unos 12 metros.

Esto por fortuna no es necesario para este artesano, dueño de la empresa  Varibambú, uno de los 70 talleres que existen en Monteblanco y donde hombres, mujeres y niños intervienen en  la fabricación de los productos que ofertan.



"Mi esposa y mi madre hacen muebles y cortinas también y los niños ya pueden quemar el bambú", dice don Julio, y explica el proceso durante el cual, mediante un soplete de gas pueden conseguir hasta siete tonos de color café en las varas de bambú que posteriormente cortarán y horadarán con un taladro.

Para ensamblar los muebles o los diferentes objetos que fabrican, prácticamente no utilizan pegamentos artificiales ni clavos, usan, para lograr fuertes amarres, un pasto llamado “cascarilla” que es traído desde filipinas.

Esta es la forma en la que viven estos mexicanos, creando y comercializando bellas artesanías con lo que sacan adelante a sus familias. Para quien guste ir a Monte Blanco, el señor Julio asegura que con unos 10 mil 500 pesos puede amueblar una casa con artesanías de bambú, además de esto solo tiene que costear el flete.

De otra manera, a este artesano y a otros de sus compañeros se les puede hallar en diversos templos del estado de México, de Puebla y del Distrito Federal periódicamente. De Ixtapaluca se van este viernes,  6 de diciembre, y volverán en mayo del próximo año, para diseñarle otro arco floral al templo de San Jacinto, con  bambú, Chimale, palmilla y tallos de plátano.

2 comentarios:

  1. disculpe la molestia me interezan unos muebles de bambu como podre tener contacto con usted. soy de puebla pue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una disculpa por el enorme retraso. Si tenía el teléfono de esta persona, si aún te interesa podría buscarlo, pero lo más seguro es que lo encuentres en su pueblo o en los lugares a los que acude y que son mencionados. Saludos

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, pero por favor no utilice palabras soeces. Cualquier mensaje que contenga una palabra soez será bloqueado. Nos reservamos el derecho de retirar cualquier comentario que incluya palabrotas, excepto cuando sean usadas como interjecciones.