miércoles, 15 de febrero de 2012

Basta de reprimir a quienes opinan diferente

Diversos actores políticos de Quintana Roo se pronunciaron unánimemente por castigar a los responsables del atentado perpetrado contra Luces del Siglo y exigieron al gobierno estatal garantizar la libertad de expresión

Por Hugo David Pérez y Juan Manuel Coronel / Luces del Siglo (*)
México, D. F., a 14 de febrero de 2012.- Tras el ataque que sufrió este semanario, cuyos ejemplares fueron sustituidos por una versión apócrifa la semana pasada, funcionarios y líderes de oposición levantaron la voz para denunciar este atropello a las libertades consagradas en nuestra Constitución. Otros, prefirieron el silencio y algunos hasta la sorna.

La ex diputada local por el PAN y colaboradora de este semanario, Patricia Sánchez, lamentó este hecho inédito. “Sabemos que al gobierno del estado, todo el que le tire una pelotita en contra, sufre en su nómina, sufre en su publicidad, sufre en ataques de carácter personal y no es posible, parece que vivimos en otro país”, acusó.

Ante la sistemática cooptación de los medios locales y, por ende, la falta de libertad de expresión en la entidad, la panista señala: “el gobernador debe ponerle un alto a esto, sabemos de dónde provienen los ataques y consideramos que no es justo, si algo ha peleado la revista (Luces del Siglo) como medio de comunicación, es la libertad de expresión”.

En la ciudad de Cancún el regidor blanquiazul, Marcelo Rueda, explica que cualquier ataque a los medios de comunicación es una forma de censura y represión hacia los ciudadanos. “Lo que están haciendo con un medio de comunicación como Luces del Siglo se me hace aberrante, pero sobre todo, antidemocrático, eso no abona al país en nada”.

El funcionario fue enfático en subrayar que la única manera de acabar con estos actos radica en que el tricolor deje de gobernar. “Que no gobierne el PRI y las cosas cambiarán en medios de comunicación en el estado, a lo mejor no habrá tantos medios porque no a todos les irá bien por manutención del gobierno, pero les irá mejor en cuanto a libertades, libertad de expresión, capacidad de crítica y de diálogo con autoridades y con ciudadanos, con credibilidad”.

El regidor perredista, Rafael Quintanar, mostró su repudio a lo que fue un ataque no sólo a los medios, sino a los comunicadores y a la sociedad en general. “Una vez más nos encontramos en un estado de alerta que nos hace pensar en qué tipo de autoridades o gobernantes tenemos, que vivimos en un estado bananero en donde la sombra de Mario Villanueva y su estilo de operar y presionar a la gente que piensa diferente, es mediante la violencia y el uso del aparato de Estado”.

Para el ex presidente del PRD, existe el temor de que la gente se informe. “Pareciera que les interesa que la ciudadanía se mantenga en la ignorancia, que la gente no tenga accesos a la información que le permita dilucidar los diferentes temas, fijarse criterios y actuar en consecuencia”.

Y pidió que este hecho trascienda al ámbito nacional para lograr una verdadera investigación. “Se debe llegar a las últimas consecuencias, se debe salir del estado, se debe ventilar este tema en el ámbito nacional, donde los partidos deben alzar la voz, exigir a (la Secretaría) Gobernación a que actúe y que se sancione a los responsables de este acto”.

Sergio Bolio, presidente estatal del Acción Nacional, recordó que miembros de su partido han sido atacados por los medios afines al gobierno estatal priísta. “Nosotros como oposición hemos sufrido los embates de los gobiernos en turno, de los mismos medios oficiales… lamentablemente hay gobernantes que no permiten que en los estados exista la libertad de expresión”.

Raúl Arjona, precandidato al Senado del PRD y ex regidor de Benito Juárez, es puntual en señalar que la libertad de expresión es un logro de la democracia, y que en cuanto ésta se reprime, se pierde todo. “En Quintana Roo hemos tenido muchos ataques a otros medios de comunicación y eso se debe acabar porque puede empeorar con el año electoral al que nos enfrentamos”.

El actual regidor de Turismo, Julián Aguilar, también lamenta el acto, pues es un golpe a la libertad de expresión que por muchos años se intentó conseguir. “Es intolerable censurar un medio que ya tiene su crédito, su espacio y su mercado, de la manera que sucedió. Es importante encontrar los elementos para que quien sea el responsable, pudiera enfrentar a la justicia misma. Debemos pugnar porque los derechos ganados por los ciudadanos a lo largo de la historia se puedan mantener y preservar”.

Otros regidores, como el perredista Sergio Flores, optaron por mofarse e ironizar sobre el hecho. Al pedirle su opinión, simplemente se burló: “la revista apócrifa está mejor que la original”. Quizás porque en el contenido de la revista apócrifa él sale sonriente junto a su jefe Julián Ricalde, presidente municipal de Benito Juárez, quien encabeza un acto oficial. O porque en la portada le peguen a su ex jefe e impulsor en la política, Gregorio Sánchez Martínez, a quien traicionó apenas cayó en la cárcel.

En un país en que la libertad de expresión está tutelada en la Constitución, y cuyo reconocimiento costó años conseguir, parece inverosímil que lejos de la capital –donde la concentración de información y de medios permite desarrollar el periodismo de una forma crítica–, se sigan perpetuando prácticas que coartan el derecho a la información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos, pero por favor no utilice palabras soeces. Cualquier mensaje que contenga una palabra soez será bloqueado. Nos reservamos el derecho de retirar cualquier comentario que incluya palabrotas, excepto cuando sean usadas como interjecciones.