domingo, 15 de junio de 2014

Guerrero en estado de sitio

Por Naty Torreblanca

Guerrero es un estado marcado históricamente por el dominio caciquil, por la represión y la lucha social.

A partir del reconocimiento constitucional (27 de octubre de 1949) en el estado se empieza a dar una pugna entre caciques por la gubernatura, esto ocasionó que el poder central al no tener bien definidos los caminos, opta por imponer gobernadores con formación militar, que por lo regular venían de fuera,  no nacidos en el estado, sin intereses personales dentro del territorio y tratando de conciliar entre los caciques de la zona trayendo con esto relaciones clientelares.


La inestabilidad política que se vive en Guerrero es cuenta añeja, hago referencia aquí al periodo del cardenismo, pues con el reparto agrario se excluyeron a los sectores vulnerables de la sociedad guerrerense pues quedaron estos sometidos a intereses de caciques, quienes hacían llegar subsidios para garantizar votos para el partido oficial.

Es interesante mencionar que en el contexto de represión e intolerancia y en búsqueda de democracia en el estado de Guerrero se gestaron dos movimientos revolucionarios, el primero con Lucio Cabañas de 1967 a 1974 con el partido de los pobres y Genaro Vázquez Rojas  de 1968 a 1972  con la sociedad cívica revolucionaria creando los movimientos revolucionarios caracterizados por la autodefensa campesina que después se convierte en guerra sucia y posteriormente en estado de sitio, estos movimientos al igual que los demás  que se pronunciaron en Guerrero fueron reprimidos. Solo que el valor real se aprecia por la conciencia creada en la población civil que comienza a buscar la democracia en términos legales al igual que reclama la presentación de los desaparecidos políticos, y también dar así entrada a la ley de amnistía en el país, tomando en cuenta que Guerrero fue el primer estado en poner en pie esta ley.

El presente político de este estado es similar al que se vive en varios de los estados de la República Mexicana, y no dista de la realidad política de la que ya hice mención, levantamientos civiles, policías comunitarias, autodefensas, vecinos vigilantes, que cansados de la inseguridad se organizan para defender al pueblo. La capital del estado de Guerrero, Chilpancingo se encuentra sitiada, rondines militares, fuerzas especiales del estado, policías ministeriales, de las que damos cuenta pues ya hasta nos parece cotidiano ver tanquetas del ejército mexicano recorriendo las avenidas de la ciudad en la que se promulgaron los sentimientos de la nación, entrando impunemente a la Universidad Autónoma de Guerrero y en específico a la escuela de Filosofía y Letras.

Todo esto debido a que el crimen organizado, narcotráfico, secuestradores han rebasado la fuerza del estado, quienes actúan con impunidad, tanto en la capital como en comunidades pequeñas, cobrando cuotas a grandes y pequeños comerciantes, escuelas de diferentes niveles educativos, al servicio de transporte público y en general se vive una inestabilidad política compleja.

Un claro ejemplo lo encontramos en el municipio de Olinalá, perteneciente a la montaña de Gro., donde el crimen organizado mantenía en total control a la población, pues ya no eran libres de salir a la calle, de mandar a los hijos a la escuela, ni pensar en poner un negocio, porque más velozmente que hacienda llegaban los delincuentes a cobrar derechos de piso y cobro para brindarles seguridad (un pago para no ser molestados), cansados de esta situación la sociedad civil se organizó y decidió autodefenderse, gestándose así la llamada policía comunitaria de Olinalá, con la señora Nestora Salgado líder o comandanta como la nombran en la comunidad.

Nestora Salgado fue detenida sin orden de aprehensión en un operativo policiaco-militar el 21 de agosto pasado, operativo que se dio simultáneamente en varias comunidades indígenas del estado de Guerrero, deteniendo a otros doce integrantes de corporaciones de autodefensa y policía comunitaria, agrupadas en la CRAC (Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias).

A la comandanta la mantienen recluida en un penal de Nayarit, imputándole cargos de secuestro en agravio de seis personas, entre ellas un menor de edad, según un comunicado de prensa de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero, de fecha 27 de agosto de 2013.

Sin duda, el estado ha sido rebasado por el crimen organizado, muestra de ello son estas organizaciones civiles que se levantan a proteger a sus mujeres, hombres, niños, niñas, patrimonio y tranquilidad, pues Ángel Aguirre Rivero gobernador del estado en un primer momento apoyaba a las autodefensas, ahora les da la espalda, y hay que tener presente que aunque se haya cobijado con la bandera perredista para llegar al poder, su corazón pinta de colores priistas, claro alumno de caciques figueroistas que lo sentaron en el gobierno y la historia se repite, personajes con pasado político oscuro, pues los guerrerenses con conciencia histórica aun recordamos el problema de Aguas Blancas del municipio de Coyuca de Benítez (masacre de 17 Campesinos), el Charco en Ayutla de los Libres (masacre por parte del ejército a indígenas reunidos en asamblea de ejidos), y en el gobierno actual el asesinato de dos estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, que acudieron a una manifestación a la capital del estado, en la cual fueron cercados por policías estatales, ministeriales y civiles armados, violando acuerdos internacionales de derechos humanos, casos aún pendientes de resolver.

No dudemos entonces que estos levantamientos civiles continúen para reclamar seguridad pública, democracia y justicia para este aún llamado Guerrero Bronco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos, pero por favor no utilice palabras soeces. Cualquier mensaje que contenga una palabra soez será bloqueado. Nos reservamos el derecho de retirar cualquier comentario que incluya palabrotas, excepto cuando sean usadas como interjecciones.