martes, 5 de julio de 2011

Empleados municipales rompen asamblea en La Joya

Blanca Padilla

Deplorable, fue como los vecinos de la colonia La Joya calificaron la actuación de los representantes municipales durante la asamblea a la que convocó el propio municipio capitalino para elegir nuevo Comité de  Vida Vecinal (COMVIVE).
Fueron ellos quienes finalmente rompieron la asamblea y algunos vecinos sospechan que traían consigna para ello o para favorecer a un personaje de la colonia en esta asamblea que calificaron de amañada y de un descarado intervencionismo del gobierno municipal en la vida de las colonias.
“No se respetaron los reglamentos, los representantes municipales exhibieron su desconocimiento de éstos  y su falta de respeto a la asamblea, que en cualquier caso es la máxima autoridad”, opinaron vecinos de la Joya indignados por el rompimiento de la asamblea que a pesar de la falta de quórum ya estaba instalada.

Municipio sobrerepresentado

La asamblea comenzó en medio de continuas descalificaciones entre quienes apoyan al comité en funciones y personas lideradas por el ex candidato a la Agencia Municipal, Valentín Rodríguez Velasco.
A esto se sumó el hecho de que, a diferencia de otras elecciones en las que sólo acude uno o dos representantes municipales, esta vez acudieron siete personas del municipio, tres que llegaron media hora después de la hora en la que citaron y otros cuatro que llegaron una hora tarde, tres a repartir el periódico oficial y otro que finalmente fue quien rompió la asamblea.
Los argumentos de quien decidió poner fin a la asamblea fue la falta de quórum, 146 vecinos, cuando generalmente asisten 300; el desorden en que transcurrió la asamblea y los ánimos caldeados de los vecinos.
Más aún, la organización de esta asamblea estuvo viciada de origen, según informaron el Secretario y el Tesorero del actual COMVIVE, pues ellos aún no cumplen los dos años que marca el reglamento por lo que únicamente solicitaron que el municipio convocara a una asamblea para reestructurar el Comité, pero los representantes traían la consigna de organizar elecciones, de acuerdo con la Convocatoria.
“Primero murió el anterior Presidente, Evencio Peña, en septiembre del año pasado, mientras realizaba una gestión. Hicimos una asamblea para reestructurar el Comité y el Secretario asumió el cargo, meses después lo postulamos para la agencia municipal, cargo que obtuvo, por lo que sólo quedamos el tesorero y un servidor, como secretario, pues los vocales nunca asumieron su papel”, relató el profesor Luis Espina.

Municipio intervencionista

La Convocatoria, de fecha 17 de junio y publicada en la colonia los días 21 y 22, en su primera base señala que “la Secretaría Municipal, a través de la Dirección de Agencias y Colonias será la instancia responsable de organizar y conducir el proceso de elección” del COMVIVE.
Así ocurrió prácticamente, violando con esto la autonomía de la asamblea, como declararon algunos vecinos inconformes.
Los representantes del gobierno municipal no vinieron a observar el proceso, como es costumbre en apego a los reglamentos, su intervención fue protagónica al grado de ser ellos quienes dirigieron el nombramiento de la mesa de debates y finalmente rompieron la asamblea.
También, estos representantes desconocieron al actual COMVIVE, electo en asamblea en mayo de 2010, exhibiendo un acta en la que el municipio sólo reconoce, como Presidente de la Joya, al ex presidente Valentín Rodríguez Velasco, empleado del Poder Judicial y conocido del actual regidor de Agencias y colonias, Ángel Evaristo Moreno Esteves.
 “Tal vez sea este gobierno quien desconoce al actual comité o al difunto Peña, pero el anterior tan lo reconocía que donó su ataúd y envío unas coronas de flores cuando se veló en el salón de usos múltiples de la colonia”, recordaron algunos vecinos indignados por el desconocimiento del municipio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos, pero por favor no utilice palabras soeces. Cualquier mensaje que contenga una palabra soez será bloqueado. Nos reservamos el derecho de retirar cualquier comentario que incluya palabrotas, excepto cuando sean usadas como interjecciones.